Mercado cervecero se abre a cuentagotas

31 octubre 2013

El mercado mexicano inició con la apertura de puntos de venta como bares, restaurantes y cantinas para la venta de cervezas artesanales, tras cumplirse el plazo de 90 días, luego de la notificación a los principales grupos cerveceros involucrados en la disputa por los contratos de exclusividad que limitaban la venta de esta bebida en los centros de consumo, confirmaron fuentes del sector.

Jesús Briseño, presidente de la Asociación de Cerveceros de la República Mexicana (Acermex), indicó que desde la semana pasada las cervecerías artesanales iniciaron las labores de venta con los dueños de bares y restaurantes, sin embargo, su recepción no fue muy buena, ya que los empresarios se mantienen temerosos de las implicaciones de vender cerveza artesanal en sus negocios.

Hasta el momento, las microcervecerías no han planeado una estrategia conjunta para informar a los clientes la resolución del órgano antimonopolios del país, por lo que los esfuerzos se han realizado de manera individual por compañías del sector como Minerva, Primus, Tijuana y Cucapá, entre otras.

Las cervecerías asociadas a Acermex prevén cerrar este año con presencia en más de mil 500 puntos de venta, luego de que su presencia llegara a mil 200 establecimientos en 2012.

Miguel Ángel Pallares para El Financiero