Vivir cerca de un bar te hará una persona más feliz

28 enero 2016

Según un estudio llevado a cabo por la Universidad de Oxford, tener un bar, cantina o pub pequeño cerca de casa es benéfico para el estado de ánimo de las personas.

El establecimiento debe ser pequeño, íntimo y local pues, según revela la investigación, es en estas situaciones en las que sus clientes hacen amigos más fácilmente y desarrollan más sus habilidades sociales.

Por esta razón, la gente que vive cerca de un lugar donde se venda licor o cerveza es mucho más feliz, pues sus interacciones con otras personas (de preferencia vecinos) los hace sentirse más satisfechos con su vida, tener más amigos, comunicarse mejor y beber menos.

La clave de esta conclusión es la interacción cara a cara, algo que no sucede en establecimientos grandes y alejados de casa, detalla un reporte de The Independent.

El estudio se llevó a cabo en la región de Oxfordshire, donde los pubs (bares tradicionales británicos donde se consume cerveza, principalmente) son muy comunes.

El Diario de Coahuila